cerrar
Cultura

“Pongo este granito de arena porque quiero que el Tierno Galván sea un gran instituto”

WhatsApp Image 2019-03-14 at 15.02.18
Ahora Alcalá

El director y técnico de sonido alcalareño, Antonio Mejías, ha sido uno de los ponentes clave en el I Encuentro Audiovisual celebrado en Alcalá que ha organizado el IES Tierno Galván, instituto al que va a donar más de cien obras audiovisuales para que los estudiantes puedan consultar, como una forma de agradecerle al lugar donde se le despertó el gusanillo de este mundo y que quiere que se convierta en un centro educativo muy grande en el que se puedan hacer muchas cosas.

Acaba de terminar la segunda temporada de “La Peste” y se encuentre finalizando la última de “Allí Abajo” en la que participa de manera intermitente. En cine, recién ha finalizado una nueva coproducción y hace unos días, ha comenzado a trabajar en la serie para televisión “La otra mirada” que le tendrá atareado hasta el próximo mes Abril. Después, se embarcará en una nueva comedia y otros proyectos que aún no ha querido desvelar, pero nos promete que nos desvelará la incógnita, llegado el momento, a los lectores de Ahora Alcalá.

Quedamos con él en la entrada del Teatro Gutiérrez de Alba, donde ha participado como ponente en el I Encuentro Audiovisual “Alcalá de Guadaíra”, organizado por la sección de Imagen y Sonido del IES Tierno Galván en colaboración con el Ayuntamiento. La tarde está soleada, con clima primaveral, y decidimos emplazar esta conversación a una terraza del Cabildo. Todo un acierto sin duda, porque un rato de charla con Antuán, como le gusta que le llamen, es un placer que se vive con tranquilidad. Los que somos cinéfilos, sabemos que se trata de un tipo brillante. Él supongo que también lo sabe y no sólo porque también comparta la pasión del séptimo arte. Es un hombre inteligente, sensato y generoso. No es capaz de hablar de ninguna de sus hazañas profesionales sin que comparta la responsabilidad con el equipo que le acompaña en cada proyecto. Se muestra encantado durante la charla, algo que siempre llama la atención cuando es un profesional de altura. Y su sentido del humor, también sosegado, es delatado cuando pretende seguir bebiendo en la misma copa de cerveza en la que un insecto volador, de esos que tienen la gracia en el trasero, ha osado tomar un sorbito.

Antonio Mejías estudió en el colegio de Los Salesianos de Alcalá. De ahí, paso al Instituto Albero, pero confiesa que su estancia no fue demasiado productiva, a lo que aprovechó el cambio educativo de la Ley LOGSE para matricularse en el Tierno Galván y estudiar el Bachillerato Tecnológico. Y es al instituto del Campo de las Beatas al que responsabiliza, al menos en el espacio temporal que allí transcurre, porque considera que comienza “su despegue al mundo como persona y a picarle el gusanillo de lo audiovisual”.Es también, en esta época, cuando comienza a hacer teatro con Javier Cornago.

Tiene palabras de agradecimiento para el servicio militar. Y no precisamente porque los cetmes o un uniforme con banderas en las mangas le provoquen un vuelco al corazón. Todo lo contrario. Su objeción de conciencia le llevó a realizar la prestación social sustitutoria en el destino que pidió, el Ayuntamiento su ciudad. La suerte le acompañó al haber disponible una plaza en Radio Guadaíra, y entonces, “el gusanillo que se despertó en el Tierno Galván, se convirtió en una mariposa”. Su formación continuó en el IES Néstor Almendros de Tomares cursando el Ciclo Formativo Superior en Audiovisuales y Espectáculos, desde donde no ha parado de trabajar en películas y series de televisión.

Hace unos días, el IES Tierno Galván y el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra han organizado este I Encuentro Audiovisual “Alcalá de Guadaíra”, en el que ha participado, como ya hemos dicho, como ponente junto con profesionales como Sebastián Haro o Ana Rosa de Diego. Cuando le preguntamos por la experiencia, nos comenta que le ha faltado tiempo para conversar con los alumnos y disfrutar de ese feedback. Le resulta muy interesante poder contar su experiencia convencido de que es una estimulación para los estudiantes el hecho de poder compartir sus vivencias en la profesión. Se pone en el lugar de estos chavales que están empezando, y recuerda todas las dudas e incertidumbres que en esa época tuvo.“¿Podré trabajar en esto?”, afirma que es la más común de todas ellas.

Al preguntarle cómo ha vivido el encuentro, se emociona tímidamente, de nuevo. “Cuando vi el patio de butacas del Gutiérrez de Alba a rebosar, desde las 9 de la mañana hasta el mediodía, ya estaba seguro de que aquello llevaba buen camino”. Mejías defiende que los encuentros de profesionales con los que van a ser futuros profesionales, es básico y además, algo muy bonito. Ha venido a su pueblo a hablar de “su amor” y los chavales han reaccionado de forma positiva a lo que les cuenta. “He visto gente con inquietudes”, comenta alegrándose, porque la falta de ella es algo que le preocupa en la gente joven. Tampoco ha visto caras iluminadas (por la pantalla de un smartphone) entre el respetable, “sino ojos y orejas abiertas que buscan y quieren saber. Estaban allí porque les interesa.”

También queremos saber su opinión de esta iniciativa, en qué puede mejorar. “Es el I encuentro audiovisual que se hace en mi pueblo, y tenía que estar aquí.” Ahora que ha pasado, le gustaría mantener un encuentro con los organizadores para poder evaluar todos los elementos que lo han conformado. Afirma que si en un mes se ha conseguido lograr esta locura, con más infraestructuras, mayor inversión y tiempo para organizarlo, se podrá hacer mucho más, pero insiste en el “acierto del formato y las dimensiones como adecuadas para empezar”, despacio y con buena letra. Defiende la necesidad del proyecto, y felicita a los organizadores.

También queremos saber el por qué de la fama gigante del IES Néstor Almendros de Tomares en la provincia, y que la formación de Imagen y Sonido en el Tierno Galván sea aún una gran desconocida. “El Néstor Almendros tiene mucho peso histórico. Los grandes baluartes del cine andaluz, que ya es cine español porque desde Solas ha habido una progresión muy grande, han pasado por el instituto de Tomares y ese bagaje histórico, le da caché”. Considera que al Tierno Galván habría que apoyarlo más, porque hay gente muy válida trabajando en él al igual que en el Néstor Almendros. “Lo que tiene es que lleva mucho tiempo y todos los que pasamos por allí, ahora estamos trabajando y bien.”

Durante la conversación, sale el tema de la proyección de Alcalá como plató de cine. Grandes producciones se han rodado en la ciudad en los últimos tiempos, y la semana que viene sin ir más lejos, el cineasta Álvaro Díaz Lorenzo usará localizaciones de nuestra ciudad para su quinta película. En este aspecto, sin dejar de reconocer los atractivos que tiene Alcalá, defiende el buen hacer de la Alcalá Film Commission, y particularmente, el que lleva a cabo Lucía F. Mogollón. “Su amor al trabajo, a Alcalá y al cine, amén de la subida de producciones cinematográficas en Sevilla y la diversidad de posibilidades que Alcalá ofrece, provoca que esto sea posible” y espera que en algún momento se le reconozca su buen hacer. “A muchos productores que buscan localizaciones, los mando a Lucía para que rueden aquí. Siempre defiendo a Alcalá”. Pone en valor la potente herramienta de la Andalucía Film Commission, necesaria para el cine que se hace en Andalucía.

También está haciendo hecho planes de futuro en su ciudad, y no sólo profesionales.“Cada vez estoy más en Alcalá y estoy buscando casa porque en una etapa próxima me quiero volver. Estoy buscando áticos y chalets, porque ya que me vuelvo, me vuelvo bien” , comenta sonriendo.

Antuan es miembro de la Academia de Cine. Quiere colaborar con el Tierno Galván y entregarles muchas de las películas que le envían para votar con el fin de que el alumnado pueda disponer de ellas y consultarlas. Yo viví esa experiencia con Alberto Rodríguez, que realizaba la prestación sustitutoria en el Néstor Almendros, y se encargaba de esa gestión. Quiero que el Tierno Galván sea un gran instituto en el que se pueden hacer grandes cosas, y con granitos de arena como este, lo conseguiremos”

No descarta aventurarse a dirigir algún proyecto que “le llega de manera personal, de contar una historia bonita, familiar, que pretende hacer a todas luces”, así como tampoco pedirle a un colega de profesión que ejecute este corto documental si no consigue llevarlo a cabo en primera persona. “Cuando te juntas con gente del cine, trabajando o en unos ASECAN o en unas de estas jornadas como las que hemos celebrado hace unas semanas en Alcalá, se amplían las inquietudes y te entran ganas de contar historias. Podría ser, y además el proyecto lo conoce muy poca gente”.

Ahora Alcalá
Etiquetas: antuan mejíasayuntamiento de alcalá de guadaíradestacadoencuentro audiovisualteatro gutiérrez de alba