cerrar
Actualidad

Plataforma única, más pasos peatonales, jardines o zonas de descanso conforman la nueva callle Mina de Alcalá

Recreación del proyecto de reforma de la calle La Mina, en Alcalá de Guadaíra.
Ahora Alcalá

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha acordado que la redacción del proyecto de reforma de la calle La Mina se ejecute de forma directa por los servicios municipales. Así se ha aprobado la renuncia a los procedimientos de contratación sobre redacción de proyecto con medios externos, actualmente suspendido por un recurso administrativo de uno de los licitadores.

Serán los técnicos municipales los que se encarguen de la redacción del proyecto y la dirección de la obra que supondrá una transformación integral de la principal arteria del centro de la ciudad.

La actuación urbanística en la calle Nuestra Señora del Águila, La Mina, supondrá una profunda transformación física de este emblemático espacio que permitirá, a su vez, dar un nuevo impulso al comercio y reforzar el papel protagonista que siempre ha tenido este espacio en la localidad. El Ayuntamiento ha definido ya el proyecto para la reurbanización de la calle, un trabajo que han realizado los técnicos municipales, de forma que será posible acelerar los plazos para ejecutar las obras. Serán los servicios técnicos de la administración local quienes afrontarán el desarrollo del proyecto.

La alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez, ha explicado que la reforma de la calle La Mina permitirá “convertir esta vía en una referencia de la ciudad, una intervención que manteniendo su personalidad, con fidelidad a su historia, la transforme en un bulevar diseñado para que se llene de vida, para que sea un espacio privilegiado de convivencia y un entorno de actividad comercial y también turística a través de elementos como el Molino de la Mina, el Museo de la Semana Santa o el Teatro Gutiérrez de Alba”.

La intervención en la calle hará que las personas ganen protagonismo en una calle donde ahora predomina el tráfico. Para ello se generan más espacios peatonales y se contempla la creación de una plataforma única de circulación. Esta fórmula permitirá adaptar el uso de la vía según las circunstancias, horarios o festividades. Para ello se tendrá en cuenta la opinión de los ciudadanos, con especial atención a los comerciantes. Será posible de esta forma mantener el tráfico en determinados horarios y eliminarlo en otros, o bien aplicar cierres a la circulación según el día.

PROYECTO

El proyecto contempla la sustitución de toda la calzada. Se emplearán materiales nobles como granito con diversas tonalidades y madera, que se alternarán con zonas verdes en forma de parterres y láminas de agua, que enlacen con el protagonismo que tiene este elemento en el Molino de la Mina y por tanto en la historia de la calle. La iluminación será ornamental y permitirá diversas tipologías según el momento, así como la posibilidad de crear distintos ambientes. Habrá bancos para el descanso y árboles para dar sombra.

Está prevista la instalación de toldos para generar sombra en primavera y verano que hagan más agradable el paseo y el disfrute del entorno. De esta forma se facilita también la ampliación a lo largo del año del uso de las terrazas de los establecimientos de hostelería. En el diseño se contempla también la creación de zonas de descanso y de espacios atractivos para la instalación de negocios, de manera que se incremente el atractivo comercial de la calle. El proyecto contempla también hacer accesible para personas con problemas de movilidad la Plaza del Cabildo.

Una actuación emblemática y que sumará un gran atractivo a la calle será la creación de un acceso al Molino de la Mina. Esta infraestructura hidráulica se encuentra situada debajo del Teatro Gutiérrez de Alba con una entrada muy complicada mediante un hueco en la calzada en la puerta del teatro. El proyecto contempla la recuperación del molino y la creación de un acceso que permita la visita turística.

El molino quedará integrado en la calle a través de una estructura exterior que se configurará como un elemento emblemático con alusiones a la historia de la localidad. En el subsuelo se creará un espacio expositivo que completará la visita al molino y permitirá conocer la estructura, historia y funcionamiento de una infraestructura hidráulica única en España.

La transformación de la calle La Mina incluye también la mejora de las redes de abastecimiento y saneamiento. De esta forma se renovarán todas las redes con nuevas tuberías, sustitución de acometidas, instalación de válvulas de corte, hidrantes y todos los elementos necesarios para la operación de la red. En cuanto al saneamiento, se prevé la instalación de nuevos colectores de sección circular de hormigón armado.

Asimismo, se renovarán los pozos de registro, las acometidas domiciliarias, se ejecutarán los arquetones de hormigón armado para efectuar las conexiones necesarias con colectores adyacentes que se encuentren dentro del ámbito, así como el sistema de captación de aguas pluviales.

Debido a un recurso administrativo interpuesto por uno de los licitadores se ha visto paralizado el proceso administrativo iniciado para la licitación con medios externos del servicio de redacción de proyecto, básico y de ejecución, y dirección de las obras. La resolución de este recurso puede suponer un notable retraso en el inicio de las obras, lo que supondría un notable perjuicio para los ciudadanos y pondría en riesgo los fondos europeos con los que se financia la obra, cuya concesión está sujeta al cumplimiento de unos plazos de ejecución del proyecto.

Esta circunstancia obliga al Ayuntamiento a desistir de la licitación con medios externos, por lo que se ha optado, porque sean los técnicos municipales quienes redacten el proyecto. Esto supondrá un esfuerzo extra, pero la cualificación de los empleados municipales de la Gerencia de Servicios Urbanos, permite utilizar esta vía con total garantía en la calidad del resultado.

Ahora Alcalá
Etiquetas: ayuntamiento de alcalá de guadaíraCalle la Mina Alcalá de Guadaíradestacado