cerrar
Actualidad

Multitudinaria asistencia para debatir sobre EDUSI en el Foro Oromana

dav
Ahora Alcalá

El pasado martes, 30 de octubre, inició su décimo séptimo curso el Foro Oromana, y lo hizo con una actividad del máximo interés para el futuro de la ciudad: “Estrategia EDUSI Alcalá de Guadaíra: prioridades para el diseño de un nuevo modelo de ciudad”

Ante sesenta asistentes al acto, los máximos responsables de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado de Alcalá de Guadaíra, desgranaron la importancia de esta estrategia para la ciudad y la concreción técnica de los planes. El acto estuvo moderado por, Rafael Calvo de Mora Redondo (socio fundador del Foro Oromana). Los ponentes han sido Jesús Mora Mora (Coordinador Estratégico EDUSI Alcalá de Guadaíra 2020) y Víctor Sánchez Sánchez (Director Técnico)

Jesús Mora Mora informó sobre los principales retos de futuro que tenemos como Ciudad. Explicó que el Ministerio de Hacienda ha concedido al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra 10 millones de euros de fondos europeos, para el desarrollo de la EDUSI, que llevará aparejado una cofinanciación municipal de 2,5 millones adicionales, para el desarrollo de esta Estrategia de Ciudad.  Esta resolución se hizo definitiva el pasado 3 de septiembre, por lo que nos encontramos ahora en la fase preparatoria de la puesta en marcha de este proyecto.

Como bien explicó el Sr. Mora, la concesión de estos fondos, no es precisamente una cosa fácil. La estrategia de Alcalá de Guadaíra ha superado un intenso proceso de concurrencia competitiva y una evaluación exhaustiva por parte de distintos Ministerios.  Finalmente nuestra localidad se ha impuesto  a  otras ciudades que competían con nosotros por un volumen limitado de fondos.   Ciudades de nuestro entorno más inmediato y comparables en tamaño, como Dos Hermanas, Utrera, Écija o Mairena del Aljarafe, se han quedado fuera de la obtención de estos fondos.  La concesión de los fondos EDUSI se ha materializado después de un intenso trabajo técnico y político, liderado por la alcaldesa Ana Isabel Jiménez.

El proyecto de estrategia EDUSI de Alcalá de Guadaíra tiene su origen en un proceso participativo. En torno al millar de personas (948) pudieron participar de forma activa a través de los distintos instrumentos que se diseñaron, culminando este proceso con la elaboración de un Documento Técnico que fue aprobado por unanimidad en el Pleno Municipal de 13 de diciembre de 2016.

La estrategia EDUSI supone un Proyecto de transformación de la Ciudad, consensuado con los agentes sociales y económicos y que cuenta con el respaldo del conjunto de los grupos de la corporación.  Se trata de un Gran Acuerdo de Ciudad, posiblemente el más importante alcanzado en este mandato, que marca la planificación estratégica futura de Alcalá de Guadaíra.

Por su  importancia y relevancia no se agota con la ejecución de estos fondos, sino que debe orientar la acción del Gobierno municipal en los próximos 10 años.   Sin duda la implementación completa de esta Estrategia de Ciudad requerirá captar fondos adicionales de otras Administraciones, la implicación activa tanto del sector público como del sector privado y la mejora de la eficiencia y eficacia de la organización municipal.

El Sr. Mora indicó que están convencidos del potencial de la Estrategia EDUSI de Alcalá de Guadaíra por varios motivos, en primer lugar por la gran valoración que le han dado los técnicos independientes de los Ministerios de Fomento, Economía y Medio Ambiente, porque concuerda perfectamente con la Estrategia Europa 2020 y porque diversas iniciativas contempladas en el proyecto y que ya está ejecutando el Ayuntamiento, están dando muy buenos resultados.

La estrategia EDUSI de Alcalá de Guadaíra encaja con la Agenda Europa 2020, la estrategia de crecimiento inteligente de la Unión Europea diseñada para el marco presupuestario 2014-2020.   Entre sus finalidades se encuentra subsanar los defectos de nuestro modelo de crecimiento y crear las condiciones propicias para un tipo de crecimiento distinto, más inteligente, sostenible e integrador.

La Agenda Europa 2020 persigue un uso eficiente de los recursos medioambientales y económicos, sus objetivos son mejorar los niveles y la calidad en el empleo, fomentando una mayor inversión en educación, en formación y en investigación, luchar contra la exclusión social y evitar el cambio climático.

Las ciudades juegan un papel fundamental en esta estrategia, el propio origen de Europa se encuentra en las ciudades y en los intercambios que en ella se producen.    Estas deben estar a la vanguardia en la transformación social del futuro.

Los entornos urbanos siempre han tenido que afrontar problemas de organización social, estructura urbana o impacto ambiental, dada su posición como consumidores de recursos materiales y energéticos, o fuente de emisión de residuos y contaminantes.   De  ahí que en la agenda del mundo local deban figurar con mayor intensidad soluciones para mejorar la relación con el entorno, mejorar la eficiencia de los servicios prestados y mantener la calidad de vida ante las nuevas demandas de la ciudadanía. De ahí que los fondos FEDER dediquen parte de su presupuesto a programas de desarrollo urbano sostenible, para hacer frente a los retos económicos, ambientales y sociales de las ciudades.

Como decía, el tercer factor para valorar el potencial de la estrategia EDUSI de Alcalá de Guadaíra es el resultado que están dando experiencias municipales que se inspiran en la estrategia EDUSI, como son  los programas de puesta en valor de nuestro patrimonio histórico y natural, (podemos poner los ejemplos de la programación de Noctaíra, la Harinera del Guadaíra o el centro San Miguel, con más de 14.000 Visitantes).   Estas acciones forman parte de un proyecto coherente de proyección de la Ciudad.

Antes de describir los objetivos y las acciones de la Estrategia EDUSI de Alcalá de Guadaíra puso en valor que la metodología de trabajo parte de un análisis integrado de los grandes retos y desafío de la ciudad, de un estudio detallado de sus debilidades y fortalezas y de los activos y recursos disponibles.  Este análisis se sintetiza en la definición de las grandes potencialidades que deberían soportar la estrategia de la ciudad, en la que debemos aprovechar nuestros elementos diferenciales como Ciudad para facilitar un mejor desarrollo futuro.

En materia Económica se detectaron dos grandes potencialidades:

Alcalá Ciudad de la Innovación

El ecosistema de innovación de la ciudad, en el que conviven en un mismo entorno grandes empresas tractoras, empresas medias alcalareñas, diferentes administraciones, centros educativos y de formación profesional, la Universidad de Sevilla y la Pablo de Olavide, así como sus centros de investigación, hacen de este un espacio apto para convertir el tejido productivo de Alcalá de Guadaíra en un medio innovador generador de empleo estable y cualificado.

–  Alcalá enclave turístico

Los recursos naturales singulares (monumento Natural Riberas del Guadaíra), patrimoniales (Castillo y Molinos Harineros) y los equipamientos turísticos existentes, dotan a la ciudad de una enorme potencialidad turística en sectores como el turismo natural, cultural e industrial. Potencial que no ha sido suficientemente desarrollado, que puede ser traducido en el desarrollo de un nuevo sector generador de empleo en la ciudad.  A esto debemos sumar nuestra cercanía a Sevilla y la futura conexión con la línea 1 de metro.

En el ámbito social y demográfico se detectaron potencialidades como:

– Alcalá socialmente cohesionada

Alcalá de Guadaíra cuenta con un importante tejido social que cohesionan nuestro territorio y el propio Ayuntamiento cuenta con una gran experiencia y recursos en trabajo social para corregir las desigualdades y conseguir una ciudad socialmente más cohesionada.

-Alcalá Servicios Públicos Eficientes

Alcalá cuenta con un uso avanzado de las TICs, tanto en la Administración Local, como en las empresas y ciudadanos.  En términos comparados prestamos servicios y gestionamos tramitación administrativa con una mayor agilidad que en otros municipios del entorno.

– Alcalá ciudad de la participación ciudadana

Alcalá cuenta con una amplia red de equipamientos públicos disponibles, centros cívicos, deportivos y culturales, un importante número de entidades asociativas, una población joven y en crecimiento y el papel de la administración como agente dinamizador, se configuran como elementos esenciales para una movilización social corresponsable en la gestión pública.

Con respecto al medioambiente se detectan otras  potencialidades:

– Alcalá entorno urbano sostenible

La configuración urbana de Alcalá, su inclusión en la Aglomeración Urbana de Sevilla, las nuevas infraestructuras viarias con las que contará (SE-40 y A-392), su amplia red de caminos y senderos naturales y la llegada de la Línea 1 de Metro, confieren a la ciudad un importante potencial para el desarrollo de un política de movilidad urbana sostenible que impacte de forma positiva tanto en la calidad de vida de la ciudadanía, como en la calidad ambiental de su estructura urbana

– Alcalá energéticamente responsable

Alcalá de Guadaíra se va a situar en los próximos años en la vanguardia en la producción de energías renovables, a través de la implantación de centros de producción de energía fotovoltaica.    Una vez puestos en servicio los proyectos que se encuentran en ejecución Alcalá suministrará energía verde para el consumo de más de 400.000 hogares y se reducirán emisiones por más de 140.000 toneladas de CO2.    Así mismo, los grandes consumidores y los pequeños consumidores estamos muy sensibilizados en la eficiencia energética a nivel local y contamos con las infraestructuras tecnológicas disponibles que permiten concebir un claro potencial en aras a la implantación de medidas de ahorro energético.

Con base en este análisis DAFO, de  fortalezas y oportunidades de nuestra Ciudad, teniendo en cuenta los objetivos del Equipo de Gobierno puestos de manifiesto en el discurso de investidura de la alcaldesa, y teniendo en cuenta las aportaciones de la sociedad civil a través de los procesos de participación ciudadana la Estrategia EDUSI de Alcalá de Guadaíra se marca 3 objetivos fundamentales: El Desarrollo Sostenible, la Cohesión Social, y la mejora de la eficiencia y la calidad de los servicios públicos.

El primer objetivo estratégico es alcanzar un desarrollo sostenible de nuestra ciudad.   Para ello es necesario que integremos en nuestro modelo de desarrollo el concepto de sostenibilidad, tanto medioambiental, como económica y social. Para alcanzar este objetivo resulta esencial transformar nuestro sistema productivo local sobre la base de la innovación y la generación de empleo de calidad y estable, y favorecer el crecimiento del tejido empresarial local, propiciando la diversificación y la mejora del mismo a partir del desarrollo de nuevos sectores emergentes.

Para potenciar la innovación empresarial, la formación de nuestro capital humano y la cualificación profesional, el Ayuntamiento está llevando a cabo diversos programas.  En primer lugar los dirigidos a las empresas, en colaboración con la Agencia IDEA para acercar a las industrias a los fondos y ecosistemas de innovación.  Así mismo, estamos rediseñando el espacio de innovación de La Procesadora para dar servicios avanzados a empresas e integrar a las pymes locales en las demandas productivas de las grandes empresas.

Y en segundo lugar está poniendo en marcha programas de formación adaptados a nuestro sector productivo, tanto con fondos propios como con el Fondo Social Europeo.  Como ejemplo el programa APOLO dotado con 1 Millón de euros y que está dando formación a más de 250 jóvenes acogidos al plan de garantía juvenil, que ya cuentan con un amplio porcentaje de inserción.  Así mismo, estamos desarrollando programas formativos propios, en sectores emergentes como el sector de la fotovoltaica.  Adaptando la cualificación del capital humano a las demandas de las empresas de nuestro territorio.

No obstante, el elemento más singular de Desarrollo Sostenible que presenta la Estrategia EDUSI es la puesta en valor de nuestro patrimonio natural, histórico y cultural como motor económico y generador de empleo.  Con ello conseguiremos equilibrar nuestro sector productivo, ganamos peso en el sector terciario y abrimos un nuevo yacimiento de oportunidades de negocio, vinculado al sector turístico, a la cultura y a las actividades de ocio y tiempo libre.

En un sistema económico futuro, con las nuevas tendencias de robotización de la industria y de digitalización del comercio, debemos orientar la creación de empleo hacia sectores intensivos en el uso del capital humano. Para ello los fondos EDUSI cuentan con una inversión total de 5,5 Millones de euros, a los que debemos sumar fondos adicionales para hacer realidad un reto muy ambicioso: poner en valor elementos únicos que no se encuentran en otros lugares para hacer posible un nuevo sector de desarrollo económico en Alcalá de Guadaíra.

Este reto lo resumimos mediante un nuevo diseño urbano que potencie la conexión entre el Casco Histórico y el Monumento Natural como espacio de encuentro y fuente de identidad, generando una oportunidad para un nuevo modelo de desarrollo económico sostenible. En definitiva, la Ciudad vuelve a mirar a su Río, para renacer a partir del mismo espacio y valores que dieron origen a la Alcalá que hoy conocemos. Visualmente, la pintura de José Pinelo Llul de 1885, Vista Panorámica de Alcalá y el Castillo desde el Cerro de San Roque, muestra esta simbiosis que en otros tiempos caracterizaron, identificaron y desarrollaron el espacio objeto hoy de intervención.

El Río Guadaíra y los elementos patrimoniales que lo integran, como el Castillo, los molinos, el parque, sus edificios patrimoniales, su trama urbana singular y los puentes, tanto el puente de Carlos III como el puente del Dragón, forman un elemento de identidad común, que hace que todos los alcalareños nos sintamos identificados con estos elementos icónicos que aportan sentimiento de pertenencia, orgullo y valor común como palanca de transformación urbana en el futuro.

El libro Ciudades para la gente, basado en las ideas del arquitecto Jan Gehl (con proyectos de mejora urbana implementados en ciudades como Copenhage, Estocolmo, Londres….) hace clara mención a esta idea fuerza de “mejora del espacio público, mayor vida urbana”. De este modo dice, “un espacio público de “calidad” provee conectividad y acceso físico, protección y seguridad, cobijo del clima, oportunidades para trabajar y convivir.  Espacios vivibles y calles vibrantes deben ser abordados como áreas multifuncionales que sirvan para la interacción social, el intercambio económico y la expresión cultural.”

Para ello, entiende el Sr. Mora, debemos integrar el centro urbano con esta estrategia, apostando por la movilidad peatonal, que conecte de forma más amable nuestro monumento natural con el espacio urbano más emblemático y de mayor potencialidad comercial.

Este objetivo se concreta mediante 5 líneas de acción concretas que posteriormente fue detallando el Director Técnico, Víctor Sánchez Sánchez: la reforma del entorno urbano para crear un eje y un anillo cultural (C/ Orellana, C/ La Mina, Acceso Norte al Castillo, Parque del Arrabal), la rehabilitación de edificios singulares (comenzando con el Molino de la Mina, cuya actuación debe ir paralela a la intervención en la calle central de nuestra ciudad, casa Ibarra, Villa Esperanza o Antigua Comisaría), la mejora de la movilidad (con la creación de nuevas bolsas de aparcamiento inteligente y con preferencia al vehículo eléctrico, Casa la Juventud, San Francisco, Auditorio Riberas del Guadaíra, y conexión de movilidad sostenible entre la línea 1 del metro y el centro urbano), la dotación de equipamientos al Castillo y la Ribera del Guadaíra,  la unificación de la identidad del centro y la creación de marca del monumento natural.

El casco histórico y el monumento natural de las Riberas del Guadaíra pertenecen al conjunto de la Ciudad y deben constituir un punto de encuentro de toda la ciudadanía.   Por ello, se debe recuperar el Rol del centro histórico como espacio articulador de la ciudad. Este proyecto estratégico debe desarrollarse con criterios de sostenibilidad y eficiencia. En primer lugar sostenibilidad económica, de nada sirve que en los edificios rehabilitados el Ayuntamiento cree una nueva sede de uso administrativo, educativo o cultural si previamente no se ha estudiado un plan a largo plazo de uso mantenimiento y rentabilidad de la instalación.

Desde un criterio exclusivamente técnico, la Administración Local dentro del eje y anillo cultural del Centro Histórico cuenta con unos equipamientos y centros de elevadas prestaciones como el Auditorio Riberas del Guadaíra, la Biblioteca José Manuel Lara, el Teatro Gutiérrez de Alba, el Centro San Miguel y adecuados a las necesidades actuales de Alcalá.  Sin embargo, contamos con carencias dentro del sector privado, una escasa planta hotelera y comercial, y una insuficiente oferta de servicios que permitan la creación de un destino turístico atractivo y competitivo.

El Ayuntamiento tiene que ir de la mano de la iniciativa privada, y hacer aquello que le corresponde como Administración Pública, generar las condiciones urbanas para poner en valor nuestra zona histórica y patrimonial, desarrollar actividades de promoción, atraer el talento y generar un ecosistema apto para el desarrollo de nuevas iniciativas empresariales.

Por tanto, desde el punto de vista económico es mucho más eficiente que la Administración Pública adecue el territorio y que la iniciativa privada lo implemente.  Lo que no es posible es realizarlo a la inversa.  No podemos pedir a la iniciativa privada que haga aquello que no le corresponde, como la mejora del espacio urbano, ni podemos pedir que la Administración actúe como un empresario privado desarrollando actividades económicas que no le corresponde. Para ello, hay que establecer sistemas de Colaboración Público Privada, previstos en nuestra legislación contractual, que permitan la puesta en valor de los edificios patrimoniales, un uso sostenible a medio plazo, que no genere nuevas cargas a las arcas municipales y en última instancia al contribuyente.

Los sistemas de colaboración público privada no implican que los poderes públicos se desentiendan del futuro de los equipamientos, si bien se deben facilitar las inversiones, controlar las actuaciones y trasladar el riesgo a la iniciativa privada. La inversión que debe acometerse en el objetivo de desarrollo sostenible y la puesta en valor de nuestro patrimonio histórico, natural y cultural excede de los fondos EDUSI, por lo que el Ayuntamiento ya está trabajando en financiar actuaciones con fondos adicionales y con recursos propios en un horizonte a corto plazo una vez que en los próximos ejercicios presupuestarios consigamos el reto de salirnos del Plan de Ajuste de 2012.

El segundo objetivo estratégico del proyecto EDUSI es garantizar la Cohesión Social de la Ciudad.    Aquellos territorios que cuentan con un mayor grado de igualdad de oportunidades y cohesión social, son aquellos que avanzan y progresan a mayor velocidad.   Una sociedad más cohesionada permite a un mayor número de personas acceder al consumo y ser motores activos de la recuperación económica.  Así mismo, la corrección de las desigualdades permite amortiguar los efectos de las crisis económicas.

Las políticas de cohesión social deben estar en el centro de la agenda política de los gobiernos locales. Una sociedad más cohesionada debe conducir a la reducción de las brechas sociales, propiciando una mayor igualdad de oportunidades de todas las personas.   En definitiva la pertenencia y la aportación a un proyecto compartido de Ciudad implica evitar la fragmentación social.

En la definición de la estrategia EDUSI se establecieron barrios de actuación preferente, que son aquellos que presentan unos mayores índices de vulnerabilidad social, con 5 puntos por encima de la media y con mayores tasas de desempleo que superan el 27% de la población activa.   Concretamente, la Zona Norte, Rabesa y Venta la Liebre). Precisamente, en el turno de preguntas, aunque en su exposición el Sr. Sánchez, Director Técnico de la EDUSI,  mostró que para la línea de actuación 5. Alcalá Social, Inclusiva y Solidaria, se destinaría 4.500.000 €, volvió a resaltar que se destinaría esta parte de los fondos para abordar de forma integral la corrección de los desequilibrios existentes en los barrios más desfavorecidos.

La intervención tendrá como prioridades la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, el acceso de la mujer al mercado laboral, la atención a los colectivos más vulnerables, la mejora de la formación y la capacitación para el empleo, el impulso de proyectos de emprendimiento y economía social que se ajusten a las demandas del territorio  y la atención a las necesidades específicas de los colectivos más desprotegidos, en materia de vivienda, garantía social y acceso a las nuevas tecnologías y la economía digital.

Para ello se trabajará con equipos especialistas que realizarán un mapeo social y articularan en el territorio iniciativas sociales y lanzaderas de formación y empleo. La intervención en el objetivo de Cohesión Social también incluye la regeneración física y urbana de los barrios más vulnerables, fundamentalmente para dotarlos de nuevos espacios de convivencia y que permitan el desarrollo de iniciativas sociales, asociativas y de formación, como es el caso de la intervención integral en la antigua Guardería de La Paz. En materia de vivienda también está previsto un plan de rehabilitación de viviendas de titularidad municipal para garantizar el acceso a la vivienda de personas en riesgo de exclusión. Por último, el tercer y último gran objetivo estratégico es la mejora de la eficiencia y la calidad de los servicios públicos.

Para conseguir este objetivo la principal herramienta son el uso de las TIC´s y del Big Data, para hacer converger a Alcalá de Guadaíra en un modelo de Smart City.  Debemos aplicar las TIC’s para mejorar la calidad de vida y la accesibilidad de los habitantes.  La ciudad debe permitir a los ciudadanos interactuar con ella a través de las nuevas tecnologías y adaptarse en tiempo real a las necesidades, siendo más eficientes y a un menor coste.

El objetivo estratégico de mejora de la eficiencia y la calidad de los  servicios conlleva profundizar en el uso de la Administración Electrónica, para hacer mucho más accesible el Ayuntamiento al conjunto de la ciudadanía, simplificar trámites, reducir cargas burocráticas, de tal forma que podamos agilizar los servicios que se ofrecen a la ciudadanía.   La entidad local debe ofrecer a los ciudadanos servicios a medida a través las APP y las nuevas tecnologías.

El proyecto EDUSI también contempla el uso de las TICs para mejorar la movilidad, con sistemas de video regulación del tráfico que permitan solucionar uno de los principales problemas de nuestra ciudad (aparcamientos inteligentes, controles semafóricos en función de la intensidad del tráfico).  Así mismo, la estrategia contempla la potenciación del uso de las nuevas tecnologías aplicadas al Turismo que permita mediante la tecnología Big Data adaptar la oferta de nuestra ciudad a las demandas de los usuarios. Las TIC’s también deben ser usadas para mejorar la seguridad y la convivencia ciudadana, un elemento fundamental para la cohesión social y el desarrollo de un territorio. La eficiencia de los servicios públicos también contempla un plan de eficiencia energética tanto en la iluminación urbana, como en los edificios y sedes municipales.

En definitiva, el proyecto EDUSI contempla un ambicioso plan de inversiones que el Ayuntamiento quiere desarrollar de la mano de la sociedad civil alcalareña y con la participación en su ejecución de empresas de Alcalá de Guadaíra. En estos momentos Alcalá se encuentra en una fase de definición de los proyectos concretos. Han sometido a consideración de los grupos municipales y del Consejo Económico y Social las intervenciones en el objetivo estratégico de desarrollo sostenible y en la línea de acción de puesta en valor del patrimonio histórico, natural y cultural.

El Sr. Mora finalizó su intervención indicando que, como equipo de gobierno, entienden que: “la planificación estratégica supone un proceso abierto en continua revisión y mejora.   La planificación debe existir independientemente de la disponibilidad de recursos. Jaime Lerner (Exalcade de Curitiba, Brasil) decía que “La falta de recursos ya no es una excusa para no actuar. La idea que las acciones solo deberían ocurrir cuando se hayan encontrado todas las respuestas y recursos es una receta segura para la parálisis. La planificación de una ciudad es un proceso que permite correcciones y adaptaciones a medida que se van desarrollando los proyectos”.

Seguidamente, Víctor Sánchez, expuso las actuaciones concretas que se han sometido a un criterio de priorización por parte de los grupos municipales, ya que el objetivo a medio plazo es la ejecución completa de la estrategia. Concretamente dio a conocer las siguientes líneas de actuación: 1. Alcalá Ciudad Inteligente, 2. Plan para la movilidad amable y sostenible, 3. Plan de eficiencia energética. 4. Alcalá Patrimonio Natural, Histórico y Cultural, y 5. Alcalá Social, Inclusiva y Solidaria. No obstante, por motivos de tiempo se centró fundamentalmente en las actuaciones a llevar a cabo en el centro de la ciudad.

Tras su exposición, como es tradición en el Foro Oromana, se abrió un turno de preguntas por escrito, que les fueron trasladadas al moderador y este fue planteando a los ponentes. Fueron muy numerosas las preguntas planteadas, de lo que se deduce la importancia que la ciudadanía otorga a la Estrategia EDUSI.

Crónica: Francisco Burgos

Ahora Alcalá
Etiquetas: alcaldesaana isabel jiménezayuntamiento de alcalá de guadaíraCoordinador Estratégico EDUSI Alcalá de Guadaíra 2020EdusiEstrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado de Alcalá de GuadaíraJesús Mora MoraRafael Calvo de Mora RedondoVíctor Sánchez Sánchez