cerrar
Cultura

Vecinas del barrio de San Miguel se suben a las tablas

Ahora Alcalá

12 mujeres del barrio de San Miguel, junto con un hombre, crean el  grupo de Teatro Comunitario Castillo de Alcalá en que se unen para poner en común sobre el escenario tradiciones, experiencias y expectativas que generen cultura, valor y desarrollo social, tras el éxito de su presentación el pasado domingo con la Fiesta-Concurso de Arte y Tortillas. 

El Grupo de Teatro Comunitario Castillo de Alcalá tiene como objetivo la puesta en común sobre el escenario de tradiciones, experiencias y expectativas de un colectivo, en este caso, el de las mujeres que viven en el entorno del barrio San Miguel.

Hasta el momento, lo integran 12 mujeres y se ha sumado un hombre del barrio, todos con muchas ganas de aportar y de generar ideas para dinamizar y hacer partícipes a todas las vecinas y vecinos del entorno. Está abierto a más personas, prioritariamente del barrio que deseen participar.

El proyecto de la Asociación Entretierra ha conseguido la ayuda económica que la Fundación Cruzcampo da cada año a través de la línea `Cultura Viva´, una convocatoria destinadas a entidades sociales que impulsan iniciativas culturales para transformar Andalucía apoyando la cultura que crea valor y desarrollo social. Éste ha sido seleccionado junto a otras catorce propuestas andaluzas de entre más de160 presentadas.

En medio de una gran expectación, el grupo de Teatro Comunitario Castillo de Alcalá se presentaba oficialmente este pasado domingo en el Centro San Miguel con la Primera Fiesta-Concurso de Arte y Tortillas, una idea gestada por los mismos integrantes y que ha tenido mucho éxito gracias al empeño y el esfuerzo realizado consiguiendo la participación de muchos de los vecinos y vecinas del barrio.

La jornada se desarrolló en un ambiente festivo en torno a un concurso de tortillas de patatas y sus respectivos premios. Para comenzar el día Edgardo Segura, de Vuelta y Vuelta Teatro y docente del grupo de teatro infantil de Entretierras, deleitó a grandes y pequeños con un cuentacuentos en la terraza del Centro. También se contó con la actuación de los alumnos y alumnas de Eli Jara, profesora de las clases de flamenco en el Centro San Miguel.

Un numerosísimo público asistió durante todo el día a las diversas actividades, participando activamente en las votaciones para los premios al concurso: “Ay Omá, que rica” a la tortilla más sabrosa, “Más bonita que ninguna” a la tortilla con mejor aspecto, y “Mamá, quiero ser artista” a la tortilla presentada con más arte, que fueron para Rosario Flores, Ana García y Macarena Bustos respectivamente.

La fiesta fue la excusa perfecta para pasar una jornada festiva entre amigos y vecinos de San Miguel, porque la idea principal del Grupo de Teatro Comunitario es la integración del entorno en redes sociales igualitarias dentro del barrio a través del empoderamiento de la mujer.

Según el delegado de Cultura y Turismo, Enrique Pavón, que asistió al acto de presentación, “la filosofía de este proyecto es que las mujeres de San Miguel sean las que con su creatividad generen dinámicas colectivas que hagan participar al resto de los vecinos propiciando espacios de encuentro y un buen clima en el barrio”.

Aunque incluye el teatro, la forma de entender el Teatro Comunitario Castillo de Alcalá va más allá. No se trata de clases teatrales, sino de que sus integrantes, con la ayuda de dos profesionales de las artes escénicas como son David Fernández Troncoso y Pablo Leira, gestionen las actividades y, desde su creatividad, generen ideas, dinámicas que posibiliten nuevos lazos sociales en el haber de la cultura y el desarrollo.

La primera fase de trabajo de este Grupo se extiende hasta junio y consistirá en la creación de dinámicas que generen buen clima dentro del mismo. Así, durante estos meses este grupo de mujeres elaborará un trabajo creativo en el que ellas mismas son protagonistas, gestionando el grupo y eligiendo temáticas, formatos etc. Un primer resultado de este trabajo se presentará al público en el mes de junio.

Desde la experiencia y el proceso de desarrollo del trabajo artístico y colectivo, cada integrante experimentará el crecimiento de sí mismo y, en consecuencia, el de su entorno.

La segunda fase se pone en marcha de septiembre a diciembre con más sesiones de trabajo y temas que más interesen a las participantes y que podrán aportar desde sus historias personales y viviencias en el barrio para la composición de piezas teatrales.

Ahora Alcalá
Etiquetas: alcalá de guadaíraBarrio San Miguelcentro san migueldestacadoteatro