cerrar
Actualidad

Las rotondas de Alcalá se suman a la campaña de la DGT para proteger la circulación de vehículos en glorietas

IMG_4229
Ahora Alcalá

Los conductores alcalareños se están encontrando estos días controles de la Policía Local en las rontodas y glorietas de la ciudad, dentro de la campaña de vigilancia y protección de vehículos que hasta mañana lleva a cabo la Dirección General de Tráfico (DGT) en toda Andalucía para reducir el índice de siniestralidad. Moderar la velocidad, ceder el paso a quienes ya están dentro de la rotonda y abandonarla siempre por el carril exterior figuran entre las principales reglas que rigen la circulación por las intersecciones giratorias.

Los agentes se convierten estos días en instructores de aquellos usuarios que cometen alguna infracción para enseñarles cómo se ha de circular en este tipo de intersecciones, donde los errores se producen sobre todo por distracciones o desconocimiento. Según la DGT, entre el 2,7% y el 3,6% del total de fallecidos se ha producido en una rotonda, de ahí la importancia de incidir en las normas que rigen en este tipo de cruces.

Aunque existe una gran variedad de diseños de glorietas, en todas ellas el conductor debe tener en cuenta los mismos principios de ceder el paso a quienes están dentro de ella, escogiendo el carril más adecuado en función de la salida que vaya a tomar; también tener en consideración que la preferencia la tiene el vehículo que ocupa un carril respecto a quien pretenda acceder a ese mismo carril; y que para salir de la glorieta es imprescindible situarse antes en el carril exterior, y si no es posible efectuar un nuevo giro para colocarse con tiempo en esa posición. El alto número de accidentes demuestra que muchos conductores todavía no saben circular por estas intersecciones, incumpliendo las reglas que rigen la circulación por las glorietas.

La Policía Local recuerda además que la entrada en una rotonda debe realizarse por el carril derecho a no ser que alguna circunstancia impida circular por él y que los peatones no pueden atravesar plazas y glorietas por su calzada.

Los dispositivos de vigilancia y protección se están llevando a cabo en las principales rotondas de la ciudad, como Beca o Glorieta del Pan junto a San Francisco, además de otras importantes cruces con circulación intensa. En la actualidad, Alcalá de Guadaíra cuenta con un parque móvil que ronda los 50.000 vehículos.

Ahora Alcalá
Etiquetas: alcalá de guadaíraBecacirculacióndestacadoDGTDirección General de TráficoGlorieta del PanglorietasPolicía LocalSan Franciscotráficovehículo