cerrar
Ahora Alcalá

La Torre Gorda

Últimamente está muy de moda el término fake news. Todo el mundo lo usa. Su traducción literal es “noticias falsas”, y no viene a ser otra cosa que una especie de pseudoperiodismo camuflado a través de medios digitales, prensa o redes sociales cuyo objetivo es la desinformación deliberada o el engaño.

Es lo que podría estar ocurriendo con un medio digital llamado noticiasdealcala.com en cuya cúpula directiva se encuentra el ex gerente de Alcalá Comunicación Municipal (ACM), que está imputado por el juzgado número 2 de Alcalá por presuntas irregularidades en su gestión cuando estaba al frente de la misma. José Luis Díaz Aragón que así se llama el ínclito, no ha perdonado a buena parte del equipo de gobierno, liderado por la alcaldesa, que le pusiera en su día de patitas en la calle, eso sí, no sin llevarse una indemnización de 180.000 euros. De ahí que decidiera colaborar en la creación de un medio de comunicación hostil al actual gobierno, publicando en su mayor parte asuntos negativos de la ciudad. En dicho medio trabajó también durante un tiempo su secuaz María José Casal, periodista que se llevó un suculento dinero del gobierno anterior del PSOE, pero a la que también le quitaron luego sus sustanciosas colaboraciones y ahora anda en pie de guerra.

Las noticias de este medio digital, alentadas por José Luis Díaz en sus redes sociales, -quien ha atacado, ademas, en varias ocasiones a AhoraAlcalá por no compartir sus idearios- son de escasa credibilidad (más bien nula) y quedan desmentidas día tras día por sí solas.

Por ejemplo. Denuncia que Izquierda Unida no ha presentado una sola enmienda en los últimos plenos, y ahí que va el grupo municipal de izquierdas y le desmiente estampándole con varias propuestas que sí ha presentado. No se salvó, por cierto, de que tacharan públicamente a su medio de “emisor de fakes news”.

Hace poco hemos asistido a la publicación de una noticia donde se alertaba de la inminente subida del precio del agua por parte de Emasesa. Y va el Consejo de Administración, en el que está representada la actual alcaldesa, y congela los precios para el próximo año. La idea de Díaz Aragón no era otra que alentar a las masas (aún me estoy riendo) contra la alcaldesa. Cómo se ve, todo muy veraz.

Pero no queda ahí el asunto. Hizo lo propio intentando mover a determinadas Ampas en contra del Ayuntamiento cuando éste anunció obras en los colegios, queriendo incitar a padres y madres de alumnos a la rebelión. Entre éstos, se encuentra alguien que no para de rechistar en las redes y comentar sus noticias: una vieja conocida representante de un ampa, cuyo esposo fue curiosamente consejero de la empresa municipal (ACM) que dirigía José Luis Díaz. ¿Casualidades?

Los ejemplos se multiplican. Y ahí tenemos varias noticias publicadas relativas a los trabajadores municipales quienes se quejan de que no cobran la productividad. Y va el gobierno municipal, y les paga la productividad a todos los funcionarios. Al parecer, para ese medio era toda una tragedia, pero quizás José Luis Díaz olvida que en la época en la que ejercía de gerente municipal de ACM, los trabajadores del Ayuntamiento asaltaron la Alcaldía para la que trabajaba, al creer dañados sus derechos laborales. ¿Memoria selectiva o, quizás, o de pez?

Montó una escenita con una supuesta denuncia en los juzgados por el uso de determinados perfiles falsos, metiendo en la misma a asesores municipales, a gente desconocida (denunciaba a iniciales de nombres), a AhoraAlcalá… Vamos, a todo el que fuese necesario para montar un espectáculo. A día de hoy, ni mú de esa denuncia. ¿Dónde está? ¿La archivaron y se ha callado?

Si se fijan ustedes, cuando lo lean, el medio en cuestión asoma ya la patita por debajo de la puerta. Ataca con contundencia al PSOE actual (donde ya no le dan bola), a Izquierda Unida, a Alcalá Puede y a Ciudadanos, del que acaba de publicar un presunto caso de corrupción.

¿Y de quién no habla mal? Pues de la de siempre, de Jéssica Garrote, quien pide efectivos en un vídeo para la Policía Nacional. Por cierto, ¿tiene esta edil no adscrita a alguienmuy cercano como agente de las fuerzas del orden? Ummm. Garrote es amiga íntima de José Luis Díaz y, curiosamente, no votó en el último pleno a favor de pagarle la productividad a los funcionarios, pero luego se daba golpes de pecho en sus vídeos y redes apoyándolos. Es normal, sólo hay que recordar que esta concejal, a la que expulsaron de Alcalá Puede y a la que parece que este medio le está dibujando su campaña electoral, es experta en dejar tirados a los trabajadores. Ahí está el caso reciente de los empleados de Innovar en Alcalá, a quienes quería rescatar el Ayuntamiento como trabajadores municipales para no mandarlos al paro. Garrote les apoyaba de boquilla, pero a la hora de la verdad, los dejó tirados y les dio la espalda en el Pleno. Curiosamente (sí, otra vez), era Innovar en Alcalá la empresa de la que echaron a José Luis Díaz. Aquí nadie da puntadas sin hilos…

 

Ahora Alcalá
Etiquetas: alcalá puedeCiudadanos Alcalá de Guadaíradestacadoemasesafake newsGrupo municipal de Izquierda Unida.grupo municipal psoe alcalá de guadaírajosé luis díaz aragónMaría José Casal HerreraNoticiasdealcala.com