cerrar
General

La Voz se convierte en el órgano mediático de los andalucistas para hacer oposición al gobierno

Ahora Alcalá

Qué La Voz de Alcalá ha sido un medio crítico con los gobiernos socialistas de Alcalá no es ninguna novedad, pero con la entrada en su accionariado del grupo Maravedismo (antes DeGuadaíra) su línea se ha ido endurecido, usando para ello diversos canales y creando una oposición mediática tras la cual se encuentran los andalucistas.

No es casualidad que en la mancheta (directorio) de este periódico figure el asesor y actual secretario del grupo andalucista del Ayuntamiento de Alcalá, quién también desarrolla sus labores en la parte administrativa de este medio de comunicación. El asesor andalucista cobra, asimismo, de las arcas municipales unos 25.000 euros anuales, siendo su jefa directa en el Consistorio alcalareño Lola Aquino, candidata a la Alcaldía por Andalucía por Sí.

La Voz se declara “periódico independiente” pero, sin embargo, como miembro destacado de su entidad editora, la ‘Asociación Libre de Prensa Alcalareña’, aparece de nuevo el nombre de Lola Aquino. Ella misma lo recoge en su currículum con el que concurrió a la Alcaldía de Alcalá.

Por tanto, su hombre de confianza en el Ayuntamiento trabaja en La Voz y, a su vez, Lola Aquino figura como miembro de la asociación editora de este periódico. No es, por tanto, casualidad que La Voz publique reportajes y noticias que coinciden plenamente con la línea estratégica de oposición al gobierno municipal que marca Andalucía Por Sí (antiguo Partido Andalucista). Sólo es necesario echar un vistazo a la cobertura de la campaña contra la tala de árboles del Parque Centro o contra el plan del gobierno de abrir una nueva calle en la Plaza Cervantes para darse cuenta de que ambos van de la mano.

Este nexo ha propiciado, además, un endureciendo de la línea editorial contra el gobierno local, al que incluso La Voz llega a exigirle fondos económicos en forma de campañas de publicidad. En un reciente editorial, este medio de comunicación llega a afirmar que “este periódico viene alertando desde hace meses a distintos responsables y cargos públicos municipales del trato discriminatorio que está recibiendo del gobierno local y el tratamiento desigual frente a otros medios de comunicación. Así viene siendo en el ámbito publicitario, en el que medios de escasa audiencia e implantación reciben contratos municipales del gobierno de Jiménez”. Nada más lejos de la realidad, ya que el Ayuntamiento de Alcalá no ha hecho ni una sola campaña de publicidad desde que tomó posesión hace más de un año.

Curiosamente, La Voz de Alcalá ha recibido campañas publicitarias de VOX, FICA o la propia Junta de Andalucía, partidos y organismos intocables a la hora de hacerles cualquier crítica en sus páginas.

La Voz de Alcalá se ha permitido el lujo de advertir abiertamente a la alcaldesa que “de no cambiar la actitud del Gobierno, el periódico llevará a cabo cuantas medidas considere necesarias para garantizar los legítimos intereses de sus socios…”.

Y eso parece que está llevando a efecto. Y proclamando el famoso dicho de los Hermanos Marx: “más madera, esto es la guerra”.

Ahora Alcalá
Etiquetas: Andalucía por síayuntamiento de alcalá de guadaíradestacadola voz de alcalálola aquino