cerrar
Actualidad

La oposición “deja sobre la mesa” la salida del Plan de Ajuste

Captura de pantalla 2019-05-02 a las 23.16.12
Ahora Alcalá

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha llevado al pleno de hoy el destino del superávit de la liquidación del Presupuesto 2018, de casi 9 millones de euros, para la reducción del endeudamiento y la salida del Plan de Ajuste, hecho que recuperaría la autonomía financiera y realizar inversiones, hecho que la oposición en bloque ha dejado sobre la mesa hasta después de la elecciones.

La liquidación del ejercicio 2018 ofreció un remanente positivo de tesorería de 8.690.505 euros que en cumplimiento del artículo 32 “Destino del superávit presupuestario” y Disposición adicional sexta “Reglas especiales para el destino del superávit presupuestario” de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera) se debe destinar a reducir el nivel de endeudamiento. Los informes favorables de la Intervención sobre dicha propuesta de suplemento de crédito indican esta obligación, y además especifican que dichos créditos ni afectan a la regla de gasto, ni tendrán repercusión alguna en la capacidad de financiación municipal.

Debido a que el remanente de tesorería es superior a la deuda que queda pendiente a amortizar correspondiente al Plan de Pago a Proveedores, actualmente inferior a 8 millones de euros, el Ayuntamiento podrá amortizar de forma anticipada estos préstamos y salir del Plan de Ajuste, vigente desde 2012 e impuesto por el Ministerio de Hacienda. Esto significa que el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra recuperará su autonomía financiera y podrá destinar los próximos excedentes presupuestarios a realizar inversiones financieramente sostenibles. Éstas se podrán destinar a nuevas infraestructuras urbanas, espacios públicos, mejoras en los centros educativos de titularidad municipal, nuevas instalaciones deportivas, a vías de comunicación…, en definitiva, mejoras para la ciudadanía.

Según informa el ejecutivo en un comunicado, en los últimos ejercicios se ha corroborado una gestión económica de las cuentas municipales más eficaz, con reducción de deuda -al inicio del actual mandato era de 70,5 millones de euros y al cierre de 2018 la deuda se sitúa en 33 millones de euros- junto con remanentes de tesorería positivos, con disminución del periodo de pago a proveedores… magnitudes financieras que permiten medir la solvencia de gestión económica de una Corporación local, y son favorables.

De igual forma, el gobierno municipal informa de que “sigue trabajando con responsabilidad en sus obligaciones de Gobierno consiguendo que las condiciones económicas con las que se encuentre el nuevo mandato tras las elecciones sean más favorables que hace unos años, por ello pide responsabilidad institucional a los grupos de la Corporación y visión de futuro en beneficio de la ciudadanía.”

Ahora Alcalá
Etiquetas: ayuntamiento alcalá de guadaíradestacadopleno mayosalida plan ajuste