cerrar
Actualidad

Intervenida una tonelada de jurel inmaduro

fotonoticia_20190513120225_1920
Ahora Alcalá

La patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Sevilla, en colaboración con Inspectores de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Agapa), que realizaba una inspección de control y seguridad sanitaria de alimentos, detectó una entrada de pescado sin talla reglamentaria (inmaduro) en una empresa de Alcalá de Guadaíra.

Tras la medición con medios oficiales, se concluyó que el pescado era inmaduro y se procedió al decomiso de los 1.000 kilos para su posterior traslado al depósito habilitado en Mercasevilla para este fin y evitar su puesta en el mercado, según ha informado este cuerpo en un comunicado.

Los agentes se encontraban realizando la inspección de las instalaciones de una empresa en la mencionada población sevillana cuando localizaron varias partidas de pescado, concretamente jurel (Trachurus trachurus), que, aparentemente, no daban la talla reglamentaria.

Estas inspecciones tienen como finalidad planificar y coordinar el control y cumplimiento de las disposiciones de la Política Pesquera Común y la normativa sectorial vigente y la lucha contra la pesca ilegal, en particular, en los ámbitos de la conservación y gestión de los recursos pesqueros, adaptación de la flota y su control.

Ahora Alcalá
Etiquetas: alcalá de guadaíradestacadoguardia civilSeprona