cerrar
Cultura

“Gracias a muchos alcalareños, puedo llevar a cabo mi gran pasión”

Agustín Claros
Ahora Alcalá

El alcalareño Agustín Claros abarrotó el Gutierrez de Alba en el estreno de su último corto “Panorámica”, con el que ya suma un total de 45, cuando se encuentra inmerso en la producción de su segundo largometraje y tiene en mente la realización de una web serie cuyo guión ya tiene finalizado. 

El pasado sábado 9 de febrero, el Teatro Gutiérrez de Alba fue el escenario del estreno de “Panorámica”. Desde varios días antes, estaba colgado  el cartel de “no hay entradas” para poder ver el último cortometraje de Agustín Claros, y el tercero que estrena en el emblemático espacio escénico de la Calle La Mina. Del audiovisual, su autor solamente nos desvela que en un momento de la trama, hay un punto de giro importante que hace que todo cambie. Se niega a dar más detalle y nos invita a que lo veamos. Está interpretado por Dania García-Donas, Carolina Limón, Juan Antonio Alarcón y Manuel Avenza, entre otros, y cuenta con la participación de la Policía Local de Alcalá de Guadaíra.

Para este alcalareño de 54 años, es todo un orgullo y un privilegio el poder presentar su obra a lo grande en Alcalá, la ciudad que le vio nacer, donde vive con su familia y el marco que elige para contar sus historias y mostrarlas al mundo.

Agustín Claros comienza a hacer cine en 2014 con su primer corto “Tentaciones”, y en menos de cinco años, cuenta en su filmografía con un total de 45 a los que podemos acceder en su canal de YouTube. Algunos de ellos, han participado en diversos festivales por los que ha obtenido distintos reconocimientos.

También cuenta en su haber con un largometraje, “El tamaño si importa” (Verano de 2018), y en este momento, se encuentra en pleno rodaje del segundo, “Frágiles”.

Agustín Claros es un hombre con inquietudes, sensible, que podríamos definir como un “cineasta social”. Habla de la vida, y de los peligros. Alerta de injusticias como la trata de personas y concede guiños a la igualdad y a la diversidad sexual. Tiene un talante tranquilo, sosegado, y con un café en la mano, habla de sus proyectos sin perder la ilusión.

Estudios Aroisa es como se llama su productora, a la que cataloga como “pequeña y familiar, y de Alcala de Guadaíra”. Sin complejos y con mucho orgullo. Su mujer y su hija son dos pilares fundamentales que le acompañan en esta maravillosa locura, y en los que se apoya.

En mis cortos, la idea original, la dirección, la producción y el montaje final salen de mi. Los argumentos, comienzan en un folio en blanco, a los que le voy añadiendo imaginación e ilusión” .

Confiesa que se pasa las 24 horas de día pensando en el cine; en escribir, crear, montar, rodar…. en su gran pasión en definitiva. Agustín no ha pisado una academia o ha desarrollado estadios cinematográficos. “Soy un autodidacta que he aprendido a base de golpes”, confiesa. “Me vienen ideas a la cabeza, y de una frase, desarrollo una historia, aunque también a veces me inspiran las que me cuentan y después me encargo de darles forma”. 

En su trabajo, ha tocado todos los géneros, pero el drama es el que predomina. Reconoce que hacer reír es mucho más difícil y esta complejidad provoca que se atreva menos con la comedia. Pero sea cual sea, el factor común que comparten todos es el mensaje que llevan, “que invite a la reflexión”.

La emoción emerge en el agradecimiento a todas las personas que le ayudan y colaboran de manera desinteresada. “La única financiación que tengo para poder contar mis historias es mi  sueldo”, que obtiene gracias a su trabajo de chófer en la empresa alcalareña Reyenvás. No obstante, habla de un patrimonio mayor  y de incalculable valor que son sus paisanos. “Me ayudan muchas personas, de manera totalmente desinteresada, como son los actores que se pasan hasta diez horas seguidas rodando sin poner pegas, los maquilladores, técnicos, y los dueños de casas y negocios que me abren sus puertas de par en par sin nada a cambio. Gracias a muchos alcalareños, puedo llevar a cabo mi gran pasión”. 

También tiene un gesto de gratitud con el Ayuntamiento de Alcalá por posibilitarle poder estrenar en un espacio tan importante como es el Gutiérrez de Alba. Y se emociona con el cariño con el que el público alcalareño acoge su trabajo. “Cuando estrené en 2017 “Amiguitos”, iba con la inseguridad de que me iba a ver sólo en el teatro con los cámaras. Verlo lleno y que a la gente le gustase el corto fue una gran sorpresa”. Se detiene y confiesa no se creyó el éxito, pensó que quizás la novedad provocó el buen resultado. “Con “Sombras del Pasado” y “Panorámicas” ha ocurrido lo mismo. Y ahora, incluso me están preguntando qué es lo próximo que tengo”. 

Si echa de menos poder contar con mayor  financiación económica que le facilitaría muchísimo la producción y le proporcionaría más medios y recursos para profesionalizar aún más sus trabajos. Reconoce que sólo ha intentado, sin éxito alguno, buscarla en empresas privadas. “Pedir subvenciones o financiación pública requiere de mucho esfuerzo y tiempo del que no dispongo”.

También se le llena la boca cuando menciona a su ciudad. Celebra el auge que Alcalá está teniendo en los últimos años en los que se ha convertido en un plató de grandes super producciones cinematográficas, como está ocurriendo actualmente con La Peste. Pero al mismo tiempo, afirma que es de justicia y no le sorprende que una localización que goza de tanta belleza y estampas irrepetibles como las que tiene Alcalá, es casi una obligación mostrarlas al mundo. “Es lo que acabo de hacer con  “Panorámicas”, y con casi todos mis trabajos anteriores” 

El próximo objetivo que se plantea, para cuando finalice “Frágiles”,  es crear una serie para internet, con un capítulo cada semana de en torno a diez minutos de duración cada uno. Ya tiene finalizado el guión, y está a la espera de poder reunir los medios necesarios para ponerse manos a la obra.

Enlace Panoramas:

 

Ahora Alcalá
Etiquetas: agustín clarosalcalá de guadaíraayuntamiento de alcalá de guadaíracinecortometrajesdestacadoPanorámicaTeatro Gutiérrez de Alb