cerrar
Actualidad

Constituida en Alcalá una mesa de coordinación y seguimiento frente a los vertidos al río Guadaíra

fotonoticia_20181124100105_1920
Ahora Alcalá

La alcaldesa de Alcalá de Guadaíra, Ana Isabel Jiménez, junto al delegado municipal de Medioambiente, Casimiro Pando, tras analizar la situación del río Guadaíra en estos momentos, ha constituido la Mesa de Coordinación y Seguimiento de la Calidad de las Aguas del Río Guadaíra con el objetivo de “aunar esfuerzos y mejorar la coordinación para intensificar el control y acabar con los vertidos”.

En este encuentro han estado presentes el delegado territorial de Medio Ambiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Losada y, por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), la jefa de Servicio de Vertidos, Ana Lucero Caro, y el jefe de Área de Calidad de Aguas, Juan Antonio Puerto.

También, el sargento jefe del Servicio de Inspección del Seprona, Antonio García Avilés; el jefe de Área Territorial de Los Alcores de Emasesa, Darío Mauriño, y Pablo Rasero, de la Dirección de Calidad, Medio Ambiente y sostenibilidad de esta empresa pública, además de técnicos municipales de Medioambiente y Servicios Urbanos, según ha informado el Ayuntamiento alcalareño en un comunicado.

Ana Isabel Jiménez ha agradecido la presencia y las disposición de las distintas administraciones y ha asegurado que “la buena sintonía en la reunión mantenida ha demostrado la implicación de todos y este es, sin duda, el primer paso para evitar nuevas infracciones y vertidos al Guadaíra”.

“Nuestro río es un tema de primer orden y nuestra preocupación actual es que continuemos poniendo el mismo esfuerzo que por años se ha venido haciendo”, ha explicado la alcaldesa, quien ha incidido en la “continua e importante implicación social” de Alcalá con su río, que constituye “la joya dentro de un espacio natural declarado Monumento Natural y es el único de estas características dentro del casco urbano y debemos evitar por todos los medios que sigan vertiendo en él”, según ha puesto de relieve.

Desde el Ayuntamiento explican que todas las partes han coincidido “en la importancia de mejorar la coordinación en cuanto a comunicación y acciones que refuercen la vigilancia en todo el tramo del río, constituyendo una prioridad su seguimiento y control y especialmente en los puntos más conflictivos”.

La “gran potencia” de esta iniciativa va a ser “crear ese protocolo de comunicación y coordinación rápido y fluido, que permita aunar los medios de los que cada una de las administraciones dispone, de manera que todas sumen en la lucha contra la contaminación del Guadaíra”.

Las conclusiones que han determinado esta primera reunión pasan por “maximizar los medios que las administraciones tienen, intensificar y mantener la visualización de inspectores en la zona de forma frecuente y gestionar la información con más rapidez, eficacia y coordinación”.

Desde la delegación de Medioambiente del Ayuntamiento se ha concretado la renovación del protocolo de actuación y de prevención que permita a todas las partes “actuar incluso antes de que el vertido se produzca”.

Por su parte, el delegado de Mediombiente de la Junta de Andalucía se ha comprometido a “agilizar los expedientes para sancionar con más rapidez cuando se trate de un delito contra el medio ambiente”.

El compromiso que la CHG ha expresado es “máximo, ya que mantiene vigilancia continua”, según destaca el Ayuntamiento alcalareño, que explica que durante el transcurso de la reunión, y en su solicitud de articular mecanismos rápidos de comunicación y conocer con más exactitud los puntos conflictivos, técnicos de la CHG acompañados por inspectores municipales se han desplazado al terreno para inspeccionar dichos puntos.

La necesidad de articular cauces más ágiles de comunicación también ha sido expuesto sobre la mesa por parte del Seprona, que mantiene sus patrullas de vigilancia en el entorno.

Teniendo en cuenta que los infractores usan en ocasiones las canalizaciones de agua de Emasesa para aliviar vertidos al río, la empresa pública de aguas “se ha comprometido a poner a disposición del Ayuntamiento los distintos departamentos con los que cuenta, tales como personal de conservación de redes, disponible 24 horas del día y un departamento de control de vertidos en las redes que se dedica a averiguar el origen del mismo”.

Esta es la primera de las reuniones de la Mesa de Coordinación y Seguimiento de la Calidad de las Aguas del Río Guadaíra de otras que seguirán manteniendo y a las que se unirán también otras instituciones como Policía Nacional, Policía Local y los ayuntamientos de aquellas localidades por donde también discurre el Guadaíra.

Ahora Alcalá
Etiquetas: ana isabel jiménez contrerasayuntamiento de alcalá de guadaíraCasimiro PandoConfederación Hidrográfica del GuadalquivirConsejería de medio ambiente Junta Andalucíadestacadorío guadaíraSeprona