cerrar
Cultura

Alcalá rinde tributo a Javier Barón

UTF-8”festivalflamencojavierbarn
Ahora Alcalá

El Festival Flamenco Joaquín el de la Paula celebró, en la noche de este sábado, su XXXIX edición con el acento puesto en la figura del bailaor más importante que ha dado Alcalá de Guadaíra y una de las figuras clave para el Flamenco en las últimas décadas. La celebración, que organiza el Ayuntamiento de Alcalá, se dedicó a Javier Barón que recibió el cariño de su gente de Alcalá y el compás al cante y al baile de los artistas congregados sobre el escenario del Teatro Auditorio Riberas del Guadaíra.

Un cartel de renombre para una cita que forma parte de la historia de los festivales flamencos, como destacó Manuel Curao que se encargó de la presentación. Una cita que cumple 39 ediciones con las que demuestra su arraigo. Un cartel que Curao definió como el de los “niños prodigios”, convertidos en maestros, ya que los artistas que actuaron tienen en común haber dejado claro desde niños que venían para hacer disfrutar del Flamenco.

Así lo hizo José Valencia, que abrió fuego en el festival con voz poderosa y dominio de los palos interpretados dejó una clase de maestría en el escenario. Tras su actuación con el auditorio ya impregnado de compás llegó el turno para el homenaje a Javier Barón. En las palabras del artista estuvo el agradecimiento a quienes le han hecho flamenco, a su familia por la confianza, a los maestros, a quienes le ayudaron y a su pueblo de Alcalá y también una feliz sentencia, “queda Javier Barón para rato”.

El delegado de Flamenco del Ayuntamiento de Alcalá, Enrique Pavón, destacó los logros de Barón que tiene una trayectoria repleta de reconocimientos y de espectáculos que figuran en el imaginario flamenco como referentes del baile. Pero también quiso destacar su calidad humana, un atributo en el que, dijo Enrique Pavón, incluso supera a su arte, y que quedo confirmado en la cariñosa ovación que el público le tributó en pie.

La noche siguió con la Macanita, cante poderoso y dotado de una personalidad única que la ha convertido en una de las grandes mujeres del Flamenco actual. El turno llegó luego para Pedro el Granaíno, quien con el acento doliente de su cante, conmovió a un público que saltaba de sus asientos en los remates.

El cierre lo puso Manuela Carpio que venía acompañada de toda una “orquesta” al cante, el toque y el compás. Sabor añejo y único en su baile, aire de fiesta entre cabales y el gozo del flamenco compartido. Cante y baile de todo el grupo, en duelo de compás para cerrar una noche inolvidable.

Ahora Alcalá
Etiquetas: ayuntamiento de alcalá de guadaíradestacadoEnrique Pavón BenítezJavier BarónJosé ValenciaLa Macanitamanuela carpioTeatro riberas del guadaíra