cerrar
General

El 100% de las personas en Sevilla respiran aire contaminado, según la OMS

DSC0498032
Ahora Alcalá

El 100 % de Sevilla y su área metropolitana respiran aire contaminado, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La principal conclusión es que las estaciones que más superan los límites de contaminación por ozono establecidos por la ley actual de calidad del aire son Alcalá de Guadaíra en el área metropolitana y en Sevilla ciudad la estación Centro.

Asimismo Ecologistas en Acción Sevilla acaba de hacer público su informe anual sobre la calidad del aire en Sevilla y en el área metropolitana durante 2017:

Los contaminantes más problemáticos en Sevilla son el ozono troposférico (O3), las partículas en suspensión (PM10, partículas menores de 10 micras) y el dióxido de nitrógeno (NO2).

Durante los últimos años se vienen superando los valores límite de protección de la salud humana, fijados por la legislación actual sobre calidad del aire para el ozono y por la Organización Mundial para la Salud (OMS), para dichos contaminantes.

Los datos correspondientes al año 2017, publicados por la Red de Vigilancia de Calidad del Aire que pertenece a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, indican que, un año más, la calidad del aire de Sevilla y su área metropolitana sigue sin cumplir los valores límites marcados por la legislación actual en relación a la calidad del aire y las recomendaciones de la OMS.

Después de analizar los datos recogidos en este informe para contaminantes de partículas en suspensión, Dióxidos de Nitrógeno y Ozono, que, a juicios de los expertos, son los más perjudiciales y peligrosos para la salud y el medio ambiente concluyen:

Para contaminación por ozono, tenemos una situación problemática. De las nueve estaciones que miden este contaminante, seis de ellas (Bermejales, Centro, San Jerónimo, Santa Clara, Alcalá de Guadaíra y Aljarafe) han superado los límites legales según la legislación actual. Es, sin duda, el contaminante que presenta una problemática más grave en Sevilla, por lo que tenemos la necesidad de tomar decisiones contundentes.

En tanto a las partículas en suspensión, los valores de protección para la salud humana registran actualmente niveles por encima del límite, según los valores de protección para la salud que recomienda la OMS, en todas las estaciones que miden este contaminante. Sin embargo, no supera los establecidos por la normativa vigente de calidad del aire.

El dióxido de nitrógeno ha aumentado considerablemente con respecto a los años anteriores, llegando a superar el valor límite establecido para la salud, de 200 μg/m3, en las estaciones de Ranilla y Bermejales.

La principal fuente de contaminación atmosférica en Sevilla y en su área metropolitana es el tráfico. La contribución de esta fuente a la contaminación del aire ha incrementado en los últimos años con el aumento del tráfico rodado. Lo más grave es que con las nuevas infraestructuras previstas, como la ampliación de la autovía A-49 y de las carreteras SE-35 y SE-40, además de nuevos proyectos urbanísticos cerca de la torre Pelli en Torneo y comerciales en Bermejales (Complejo comercial Palmas Altas), no hay buenas perspectivas futuras para la mejora de la calidad del aire. Para que la calidad del aire en nuestra ciudad no empeore, alcanzando niveles críticos, es necesario el replanteamiento de las políticas municipales de tráfico e infraestructuras.

La política de información a la población por parte de las Administraciones Públicas es incorrecta, ya que esta información no llega a tiempo a la población de riesgo y no es clara, echándose además en falta una mayor respuesta por parte de los medios de comunicación. Así pues, es necesaria la realización de campañas de información y concienciación entre la población.

Ante esta situación de vulneración reiterada de diversos límites legales año tras año, y de acuerdo con la normativa legal vigente, los Ayuntamientos de Sevilla y su área metropolitana, así como la Junta de Andalucía, están obligados a poner en marcha un plan de mejora de la calidad aire encaminado a reducir los niveles de contaminación atmosférica por debajo de los límites establecidos. Esto ha de ejecutarse complementariamente a los Planes de Acción, que deben ponerse en marcha cuando exista riesgo de superar alguno de los niveles de alerta. Los Ayuntamientos y la propia consejería no cuentan con planes para prever situaciones de alerta, planes de acción y de contingencias, que están obligados a tener en cumplimiento de la normativa actual sobre la calidad del aire.

Para Ecologistas en Acción, dado que la principal fuente de contaminación atmosférica en Sevilla y en su área metropolitana es el tráfico rodado, cualquier intento serio de reducir los niveles de contaminación pasa por disminuir el uso del automóvil en la ciudad y en su área metropolitana.

Ahora Alcalá
Etiquetas: airealcalá de guadaíracontaminadoEcologistas en AcciónOMSOrganización Mundial de la SaludSevilla